Universo

EL UNIVERSO… ¿UN ESCENARIO MÁS HOSTIL A LA VIDA DE LO QUE PENSAMOS?

Por Javier Orrego C.

El año 2014 la revista Physical Review Letters publicó un interesante artículo[1] donde se bosqueja una hipótesis que brinda una respuesta científica a la paradoja de Fermi. Según sus autores, la vida en el Universo podría ser un fenómeno mucho menos común de lo que se pensaba. Señalan que sólo un diez por ciento de las galaxias podría albergar vida compleja a causa de los brotes de rayos gamma, eventos letales para la vida acaecidos en las vastas profundidades del espacio estelar. Este tipo de sucesos catastróficos actuarían como un mecanismo cósmico regulador que impediría el emerger de vida compleja en las zonas de habitabilidad de las galaxias. Es decir, en muchas partes podría florecer la vida, pero sería prácticamente imposible que esa vida evolucione a grados de complejidad que hicieran posible el emerger de algún tipo de vida inteligente capaz de vencer las distancias interestelares.

Gamma-ray bursts, shown in the map above of the sky from Earth, could have left many galaxies sterile

Las explosiones de rayos gamma, uno de los fenómenos más violentos del universo conocido, son eventos electromagnéticos asociados a formidables explosiones producidas en galaxias distantes por la muerte de estrellas masivas (supernovas o hipernovas) o por la fusión de estrellas binarias de neutrones. De hecho, se dice que un brote típico puede llegar a liberar la misma cantidad de energía que la generada por el sol en un período de diez mil millones de años. (más…)

Anuncios

LA HISTORIA DE LA TIERRA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA CIENCIA ESPIRITUAL

Por Javier Orrego C.

Cronología del Big BangSíntesis basada en las enseñanzas tradicionales de Rudolf Steiner y otros grandes pensadores y maestros espirituales, así como en los datos científicos disponibles en nuestro tiempo. Fragmento del libro El Evangelio de la Luz.

Para tener una cabal comprensión de la formación de nuestro Universo, es necesario combinar la explicación espiritual del origen del mundo con la terminología científica en uso en el campo de la cosmología moderna. Este esfuerzo ha de proporcionarnos el fundamento para construir en nuestras mentes el modelo completo de este largo y complejo proceso cosmogónico, además de demostrar que la sabiduría genuina de todos los tiempos, el conocimiento arcano de nuestro mundo, hunde sus raíces en la observación objetiva de la realidad material. Lo que los adeptos hacen es enseñar a ver esta realidad como un trasunto de algo más. Tras los acontecimientos del mundo físico hay todo un orden de realidades espirituales subyacentes. Cuando la ciencia fenoménica y el conocimiento oculto se unen, el resultado es la ciencia espiritual que hace una síntesis entre espíritu y materia proporcionándonos una imagen completa de todo cuanto nos rodea.

De acuerdo a las últimas estimaciones, el Universo tiene una edad aproximada de 13.700 millones de años[1]. Como es de común conocimiento, el evento que se cree dio inicio a este proceso se denomina Big Bang o Gran Explosión. La teoría del Big Bang es un modelo científico que trata de explicar el origen de nuestro Universo y su desarrollo posterior a partir de una peculiar singularidad espaciotemporal, ciertamente inconcebible para una mente no entrenada en los meandros de las ciencias físicas duras. Ocurre que en el instante en que aconteció la gran explosión toda la materia y la energía del Universo conocido se encontraba concentrada en un punto de densidad infinita, aún más pequeño que el núcleo de un átomo. Después de este evento original ─que perfectamente puede ser llamado “momento de la Creación”─, el Universo comenzó a expandirse hasta llegar a su condición actual. En el presente, esta expansión continúa acelerándose más y más. (más…)

La verdadera naturaleza del tiempo

Por Terence McKenna

Terence McKennaLa Ciencia ha desdeñado tradicionalmente las fantasías apocalípticas de la religión. Desde la perspectiva científica, el tiempo final únicamente puede suponer un período entrópico carente de cambios. La ciencia ha elegido creer que la totalidad de los procesos únicamente terminan por corromperse y caer en la entropía en un futuro extremadamente distante. La noción de entropía implica que las leyes del continuo espacio-tiempo se extienden lineal e infinitamente hacia el futuro.

En el modelo espiral del tiempo que yo propongo, esta proposición resulta inválida. Para mí, el tiempo final implica abandonar un conjunto de normas que condicionan nuestra existencia para adoptar otras radicalmente diferentes.

El universo es visto entonces como una serie de épocas o eras compartimentalizadas. Las distintas épocas se hallan regidas por leyes muy diferentes entre sí, y las transiciones entre una y otra época se producen con una inesperada brusquedad. (más…)