Ovnis

EL UNIVERSO… ¿UN ESCENARIO MÁS HOSTIL A LA VIDA DE LO QUE PENSAMOS?

Por Javier Orrego C.

El año 2014 la revista Physical Review Letters publicó un interesante artículo[1] donde se bosqueja una hipótesis que brinda una respuesta científica a la paradoja de Fermi. Según sus autores, la vida en el Universo podría ser un fenómeno mucho menos común de lo que se pensaba. Señalan que sólo un diez por ciento de las galaxias podría albergar vida compleja a causa de los brotes de rayos gamma, eventos letales para la vida acaecidos en las vastas profundidades del espacio estelar. Este tipo de sucesos catastróficos actuarían como un mecanismo cósmico regulador que impediría el emerger de vida compleja en las zonas de habitabilidad de las galaxias. Es decir, en muchas partes podría florecer la vida, pero sería prácticamente imposible que esa vida evolucione a grados de complejidad que hicieran posible el emerger de algún tipo de vida inteligente capaz de vencer las distancias interestelares.

Gamma-ray bursts, shown in the map above of the sky from Earth, could have left many galaxies sterile

Las explosiones de rayos gamma, uno de los fenómenos más violentos del universo conocido, son eventos electromagnéticos asociados a formidables explosiones producidas en galaxias distantes por la muerte de estrellas masivas (supernovas o hipernovas) o por la fusión de estrellas binarias de neutrones. De hecho, se dice que un brote típico puede llegar a liberar la misma cantidad de energía que la generada por el sol en un período de diez mil millones de años. (más…)

Anuncios

EL CONTACTO CON CIVILIZACIONES EXTRATERRESTRES. HIPÓTESIS DESDE LA VEREDA DE LA CIENCIA

Por Javier Orrego C.

La irrupción del fenómeno de los “platos voladores”

OvniEl martes 24 de junio de 1947 Kenneth Arnold, un piloto civil estadounidense de la ciudad de Boise, Idaho, divisó una formación de nueve objetos que volaban a una velocidad estimada superior a los 1.500 a 2.000 kilómetros por hora sobre la cordillera de las Cascadas, en el estado de Washington, en el Noroeste de los Estados Unidos. Una vez en tierra, contó su experiencia a personal del aeropuerto de la ciudad de Yakima, Washington. Al día siguiente, ante la probabilidad de que se tratara de prototipos secretos potencialmente peligrosos de aeronaves de otros países que estuvieran violando el espacio aéreo estadounidense, hizo un infructuoso intento por informar del hecho a las oficinas del FBI de la pequeña ciudad de Pendleton, en Oregon. Pero las encontró cerradas. Tas ello acudió al editor del periódico local, el periodista Bill Bequette, con la intención de narrarle su experiencia. Entre los detalles que entregó estaba la descripción de los objetos que, para él, tenían forma convexa, como una medialuna, y se movían de manera similar a las piedras cuando rebotan sobre una superficie líquida. En concreto usó la frase “como un platillo lanzado a través del agua”. Bequete confundió la manera en que se movían los objetos con su forma. Ese fue el origen de la expresión “platillos voladores” (Flying Saucers). La nota, publicada por el periódico East Oregonian, fue recogida por las agencias de noticias United Press y Associated Press, inaugurando la Era de los Platillos Voladores.

Posteriormente, el 7 de abril de 1950, en una entrevista otorgada al locutor Edward R. Murrow, de la CBS, Arnold aclaró: “Dijeron que yo había dicho que eran como platillos, cuando lo que yo dije fue que volaban al estilo de un platillo”. (más…)