Archivo de la categoría: FUENTE EXTERNA

FRAGMENTO DEL CAPÍTULO III (Personalidad – Libertad – Jerarquía) DEL LIBRO “LOS HOMBRES Y LAS RUINAS”, de JULIUS EVOLA

EvolaSi, partiendo de la humanidad, a través de la sociedad o de la colectividad de derecho natural y la nación, se avanza luego hacia el mundo político hasta la personalidad, hasta la suprapersonalidad dominadora, nos elevamos de los grados más pobres hacia intensidades cada vez más fuertes de “ser” y de valor, grados de los cuales cada uno es el fin natural del precedente. Así es preciso comprender el principio según el cual es el hombre quien constituye el fin de la sociedad, el elemento primordial, y no al contrario.

Se puede citar, a título de aplicación particular de este principio, el lugar jerárquico que se atribuye al concepto de nación si se desea darle un contenido positivo y un significado constructivo antes que revolucionario. “Nación” es un más en relación a humanidad. Afirmar el derecho de la nación haciendo valer un principio elemental y natural de diferencia para un grupo humano determinado frente a todas las formas de desintegración individualista, de mezcla internacionalista, de proletarización y, sobre todo, ante el simple mundo de las masas y de la economía, es algo positivo y legítimo. Puesta esta delimitación, casi en el sentido de un círculo protector, en lo interior es necesario sin embargo que se realicen grados ulteriores de diferenciación (…) que se materializan en un sistema de cuerpos, de disciplinas y de jerarquías, en virtud del cual de la sustancia de una nación se actualiza el Estado.  Seguir leyendo FRAGMENTO DEL CAPÍTULO III (Personalidad – Libertad – Jerarquía) DEL LIBRO “LOS HOMBRES Y LAS RUINAS”, de JULIUS EVOLA

Anuncios

FRAGMENTO DEL DISCURSO DE JOHN GALT

(De “La Rebelión de Atlas”, Ayn Rand).

Who is John Galt?

«Tú, adorador del cero, nunca has llegado a descubrir que vivir no equivale a evitar la muerte; que alegría no es ausencia de dolor, inteligencia no es ausencia de estupidez, luz no es ausencia de oscuridad, y una entidad no es ausencia de no entidad.

«No se logra construir absteniéndose de demoler; siglos de espera en tal abstinencia no levantarán ni una sola columna que evitas demoler. No puedes decirme a mí, el constructor: “Produce, y aliméntame a cambio de que no destruyamos tu producción”. Yo te contesto en nombre de todas tus víctimas: perece en tu propio vacío. La existencia no es una negación de negativas. El mal, no el valor, es una ausencia y una negación; el mal es impotente y no tiene más poder que el que permitimos que nos extraiga. Perece, porque hemos aprendido que el cero no puede hipotecar la vida.

«Tú buscas escapar del dolor. Nosotros buscamos lograr la felicidad. Tu finalidad es evitar el castigo. La nuestra, ganar recompensas. Las amenazas no nos hacen funcionar; el miedo no nos incentiva. No deseamos evitar la muerte: deseamos vivir la vida. Seguir leyendo FRAGMENTO DEL DISCURSO DE JOHN GALT

APOCALIPSIS, AHRIMAN Y KALI YUGA

Por Robert Powell y Kevin Dann  (en Revista Biosophia N°14)

Una interpretación de nuestra historia espiritual que efectúan dichos autores en su libro “CRISTO Y EL CALENDARIO MAYA, EL AÑO 2012 Y LA VENIDA DEL ANTICRISTO” y que aquí aportamos en uno de sus capítulos: “El Evangelio en las Estrellas”.

Beasts of AppocalypsisEL EVANGELIO EN LAS ESTRELLAS

Vi luego otra Bestia que surgía de la tierra y que tenía dos cuernos como de cordero, pero hablaba como una serpiente. Ejercía todo el poderío de la primera Bestia en servicio de esta, haciendo que la Tierra y sus habitantes adorasen a la primera Bestia, cuya herida mortal había sido curada. Realizaba grandes signos, haciendo descender ante la gente Fuego del cielo; y seduciendo a los habitantes de la Tierra con los signos que le ha sido concedido obrar al servicio de la Bestia, diciendo a los habitantes de la Tierra que levanten una imagen en honor de la Bestia que, teniendo la herida de la espada, revivió. Se le concedió infundir el aliento a la imagen de la Bestia, de suerte que pudiera incluso hablar y hacer que fueran exterminados cuantos no adoraban su imagen”. (Apocalipsis 13: 11-15)

El código del Apocalipsis

Aunque raramente es considerado como tal, el Apocalipsis de Juan ―como la Cuenta Larga maya― es un calendario y un instrumento de profecía, y como la Cuenta Larga, su clarividencia cronológica proviene de su intimidad con las estrellas. En el Apocalipsis, encontramos una descripción del futuro en términos de apertura de las siete Cartas a las siete Comunidades. Esto se relaciona con nuestras actuales siete civilizaciones, siendo la nuestra actual la quinta. A continuación le siguen los siete Sellos, relacionados con las siete civilizaciones que seguirán al final de nuestras siete épocas culturales (postatlantes). Le siguen las siete Trompetas: estas representan una secuencia de siete civilizaciones aún más distantes. Al final mismo de la evolución del estado Tierra sobrevendrán las siete Copas de la Ira, llevando a la humanidad a través de siete etapas de purgación para llegar a la siguiente etapa de la evolución, denominada la “Jerusalén Celestial” en el Apocalipsis. El “reloj” que mide estos ciclos septenarios en el Apocalipsis de Juan es el mismo que interviene en el calendario Maya: la precesión de los equinoccios, provocada por la rotación de la Tierra sobre su eje, teniendo de trasfondo los cielos estrellados. Seguir leyendo APOCALIPSIS, AHRIMAN Y KALI YUGA

LA TEORÍA DE OLDUVAI Y EL COLAPSO DE LA CIVILIZACIÓN POR LA CRISIS ENERGÉTICA

Teoría de Olduvai
Gráfico simplificado de la Teoría de Olduvai.

Conferencia en Pardee Keynote Symposia de la Geological Society of America (Reno, Nevada / 13 de Noviembre de 2000) / Richard C. Duncan, Ph.D (Traducción de texto: Pedro Prieto / Traducción de gráficos: Horacio Drago)

Richard C. Duncan expuso aquí su teoría sobre las consecuencias de la llegada al cenit de la producción mundial de petróleo. Diferencia tres fases de declive después del cenit, siendo el último de ellos el denominado “precipicio”, por lo pronunciado de la caída de la curva. Es una visión dramática que, de resultar cierta, nos pone en la encrucijada de un cambio traumático de civilización. El nombre de esta teoría se debe al sitio paleontológico y arqueológico del norte de Tanzania, al este de Africa, considerado como la cuna de la humanidad.

El pico del petróleo y el camino de regreso hacia Olduvai

Al Homo Sapiens le llevó 200 años aceptar la teoría copernicana, y las especies todavía tienen que acomodarse a la teoría darwiniana. Consecuentemente, creo que hay pocas posibilidades de que podamos hacer frente al amenazante declive de la civilización industrial con el tiempo suficiente para cambiar el rumbo.

Se ha dicho que la teoría de Olduvai es impensable, ridícula, absurda, peligrosa, autopromocional y autodestructiva. La ofrezco, sin embargo, como una teoría inductiva, basada en los datos que he obtenido en los últimos treinta años en aproximadamente cincuenta naciones de todos los continentes, excepto la Antártida, sobre la energía mundial y la población humana. Se basa también en mi experiencia en ingeniería eléctrica y sistemas de gestión de energía, en mis aficiones sobre antropología y arqueología y una vida entera dedicada a la lectura en diversos campos.

La teoría se define por la relación existente entre la generación (o uso) de la energía mundial y la población humana. Más adelante se ofrecen los detalles. La teoría es sencilla. Establece que la esperanza de vida de la Civilización Industrial es menor o igual de 100 años: entre 1930 y 2030. Seguir leyendo LA TEORÍA DE OLDUVAI Y EL COLAPSO DE LA CIVILIZACIÓN POR LA CRISIS ENERGÉTICA

EL MISTERIO DE LOS ROSACRUCES

Rudolf Steiner
Rudolf Steiner

Por Rudolf Steiner

Conferencia pronunciada en Berlín, el 4 de Noviembre de 1904.

Hemos hablado en otras oportunidades sobre distintos mitos cuyas imágenes contienen verdades esotéricas. Estos mitos se dieron antes a los hombres, para transmitirles, en forma de imágenes, verdades esotéricas para las cuales no estaban maduros todavía. Las imágenes se apoderaban del Cuerpo Causal, preparando así a los hombres para que comprendieran aquellas verdades de encarnaciones posteriores.

Hoy referiré una leyenda esotérica que data sólo de pocos siglos atrás, y que aún sigue viva en múltiples aspectos.

Al comienzo del siglo XV apareció en Europa una personalidad que en Oriente había sido iniciada en ciertos secretos, Christian Rosenkreutz. Antes de que terminara su encarnación de entonces, había iniciado a un pequeño grupo de personas, ─apenas más de diez─, en la materia de su propia iniciación, es decir, los había iniciado como en aquel entonces era posible iniciar a un hombre europeo. Seguir leyendo EL MISTERIO DE LOS ROSACRUCES

PROFECIAS DE A. K. EMMERICH

A.K.EmmerichAnna Katharina Emmerich nació en Alemania en 1774. De familia muy pobre, se hizo monja de la Orden Agustina en Dulmen; tuvo una vida de continuas enfermedades agravadas al quedarse inválida por un accidente. Tenía el uso de razón desde su nacimiento y podía entender latín litúrgico desde la primera vez que fue a misa. Durante los últimos 12 años de su vida no consumió ningún tipo de alimento excepto la sagrada comunión, ni bebió ninguna bebida excepto agua, subsistiendo completamente por la Santa Eucaristía. Desde 1802 hasta su muerte, tuvo las heridas de la Corona de Espinas, y de 1812, todos los estigmas de Nuestro Señor, incluso una cruz encima de su corazón y la herida de la lanza.En los últimos años de su vida, hasta su muerte en 1824, recibió las visiones de la vida de Cristo, de la Virgen María y de la vida después de la muerte, así como otras videncias de sucesos que acontecerían tiempo después como el Muro de Berlín, el Concilio Vaticano II, etc.

Con sus visiones en la mano descubrió Reynolds los restos de la ciudad de Ur de Caldea, y la recién descubierta morada de la Virgen en Efeso resultó ser también tal como ella la había descrito. Del mismo modo se descubrieron en 1981 los pasadizos bajo el Templo de Jerusalén, que Ana vio al contemplar el misterio de la lnmaculada Concepción de María, dogma que no sería proclamado por la Iglesia hasta treinta años después de la muerte de esta vidente. Ana Catalina Emmerich supo por Nuestro Señor que su regalo de visión del pasado, presente, y el futuro en visión mística era mayor que el poseído por nadie más en historia.

Seguir leyendo PROFECIAS DE A. K. EMMERICH

La verdadera naturaleza del tiempo

Por Terence McKenna

Terence McKennaLa Ciencia ha desdeñado tradicionalmente las fantasías apocalípticas de la religión. Desde la perspectiva científica, el tiempo final únicamente puede suponer un período entrópico carente de cambios. La ciencia ha elegido creer que la totalidad de los procesos únicamente terminan por corromperse y caer en la entropía en un futuro extremadamente distante. La noción de entropía implica que las leyes del continuo espacio-tiempo se extienden lineal e infinitamente hacia el futuro.

En el modelo espiral del tiempo que yo propongo, esta proposición resulta inválida. Para mí, el tiempo final implica abandonar un conjunto de normas que condicionan nuestra existencia para adoptar otras radicalmente diferentes.

El universo es visto entonces como una serie de épocas o eras compartimentalizadas. Las distintas épocas se hallan regidas por leyes muy diferentes entre sí, y las transiciones entre una y otra época se producen con una inesperada brusquedad. Seguir leyendo La verdadera naturaleza del tiempo