LA MAGIA… (fragmento)

Por Javier Orrego C.

Grabado Flammarion
Universum, Flammarion, grabado, París (1888). Nota: el grabado original no tiene colores.

La mente humana es un enigma aún por resolver. El cerebro es una floración de la espina dorsal, la cúspide de aquella escalera que hizo posible que algunos primates, en los remotos tiempos en que el alma humana descendía a la Tierra, se irguieran del suelo y levantaran su vista a las estrellas. Sólo así el receptáculo -el cuerpo de los primates- pudo estar listo para alojar a las mónadas humanas, semillas de dioses, gérmenes del hombre futuro, que descendían del “cielo”.

Desde un principio el impulso que hizo posible el poblamiento del planeta empujaba al hombre a elevar su mirada a los cielos. El hombre sólo puede resolver el enigma de su vida mirando hacia arriba, sintiendo el vértigo de los espacios infinitos, del firmamento, de la eternidad.

Esa agitación, esa turbación, ese palpitar de su alma que enciende el fuego en los abismos de su interioridad, se llama devoción. Ese es el primer paso en el camino de regreso a las estrellas. La devoción lo llevará a danzar alrededor del fuego, a adorar las fuerzas de la naturaleza, a esculpir ídolos de piedra y a descubrir por doquier la diligente presencia de las jerarquías cósmicas que él bautizará luego con el nombre de “dioses”. Más tarde llegará a intuir la presencia de un Ser Supremo, de un Dios más grande que todos los dioses, para finalmente entender que toda aquella magnificencia mora también dentro suyo.

Primero construye templos, luego descubre que él mismo es un templo. Es la devoción la que hace que el hombre comprenda que esos espacios infinitos se hallan replicados en su interior, en su propia alma.

El hombre, ese microcosmos, ha sido “hecho” a imagen y semejanza del macrocosmos. La mente humana, entonces, está vinculada a la “mente universal”. Y es la interrelación de todas las cosas a lo que el hombre llama “magia”…

LOS ÁNGELES CAÍDOS: SOBRE LA TRILOGÍA DEL MAL Y EL ANTICRISTO

Por Javier Orrego C. (extraído de El Evangelio de la Luz)

ahriman-et-luciferA lo largo del tiempo se ha dado a conocer en los círculos de la ciencia oculta la existencia de entidades rezagadas en todos los órdenes, incluidos los coros angélicos. Estos seres retrógrados se implican en la evolución terrestre actuando en contra de la evolución regular con la intención de malograr el cumplimiento de las tareas evolutivas del ser humano. Es particularmente interesante a este respecto la contribución que ha hecho al conocimiento de los grandes misterios del Cosmos la ciencia espiritual nacida a partir de la actividad del movimiento antroposófico. Más adelante nos referiremos a estos seres con mayor detalle, por ahora nos conformaremos con mencionarlos y describir brevemente su cometido.

Entre estas entidades adversarias, que en virtud de su naturaleza “caída” se comportan para todos los efectos como enemigos del hombre, nos encontramos con los espíritus asúricos, ahrimánicos y luciféricos, dirigidos respectivamente por los demonios Asur, Ahriman y Lucifer, cada uno de distinto orden y con diferentes misiones, oponiéndose a la acción de los Principados, Arcángeles y Ángeles sobre las envolturas física, etérica y astral de la humanidad encarnada. Continuar leyendo “LOS ÁNGELES CAÍDOS: SOBRE LA TRILOGÍA DEL MAL Y EL ANTICRISTO”

LA GRAN ESTAFA DEL DINERO FICTICIO

Por Javier Orrego C.

e-money
La creación de dinero ficticio es una de las principales fuentes de riqueza de los amos del mundo.

Todos los Estados se encuentran endeudados con los dueños del dinero. Y si se suma el total de la deuda de todos los países de la Tierra nos encontramos con la sorpresa de que nunca en la historia del mundo ha habido tanta riqueza monetaria. Es decir, la humanidad –representada para estos efectos por los gobiernos nacionales– debe una cantidad de dinero que jamás ha consumido lo que, además de poner en entredicho la soberanía financiera de los Estados, hace surgir la duda respecto a las leyes que regulan la actividad económica en todos sus niveles. Nunca en la historia de la humanidad ha existido la riqueza que los habitantes del planeta le deben a los grandes acreedores de sus gobiernos. ¿Cómo se explica este sin sentido? Continuar leyendo “LA GRAN ESTAFA DEL DINERO FICTICIO”

LOS ESPECULADORES FINANCIEROS, LOS MAGOS NEGROS DE LA ECONOMÍA MUNDIAL

Por Javier Orrego C.

Especuladores financierosLa mina de oro de los dioses del dinero es la especulación. Por medio de prácticas especulativas estos oscuros personajes se roban, literalmente, la riqueza de todos los países del orbe. Un especulador no genera riqueza real, no produce empleos, ni bienes, ni beneficio alguno para la sociedad. Es un parásito. Simplemente saca provecho del trabajo ajeno y de los recursos naturales de las naciones.

Por ejemplo, a sabiendas de la tendencia al alza del precio del petróleo, un especulador puede comprar millones de barriles de crudo y guardarlos un año o dos antes de ponerlos en el mercado. La ganancia obtenida será sideral; más aún si en el camino se ha desencadenado convenientemente una crisis que incremente aún más los precios. Esto mismo ocurre con los alimentos, los bienes inmuebles, los medicamentos, las acciones bursátiles, etc. Por supuesto, no es necesario mencionar el hecho de que la mayoría de estas “crisis” son provocadas y administradas por sus lacayos, los jefes de los Estados más poderosos de la Tierra.

A estas alturas está claro que las fuerzas armadas de las grandes potencias son algo así como la “guardia suiza” de los amos del mundo, sus tropas de asalto. No es en lo absoluto un despropósito pensar en los ejércitos de las potencias como en fuerzas mercenarias puestas al servicio de los intereses de los dioses del dinero. Sólo que para el caso de las guerras que estos despiadados titiriteros se inventan con el objeto de hacerse con los recursos naturales de los países, las cuentas las pagan los propios Estados con los impuestos que les cobran a sus ciudadanos. Continuar leyendo “LOS ESPECULADORES FINANCIEROS, LOS MAGOS NEGROS DE LA ECONOMÍA MUNDIAL”

EL HOMBRE NO DESCIENDE DEL MONO

Por Javier Orrego C.

Evolución humanaLas enormes coincidencias existentes entre todas las grandes tradiciones del mundo antiguo demuestran que todas ellas tienen un origen común: los magnos Misterios de la Atlántida, herederos a su vez de lo que se sembró en el alma humana en tiempos de la antigua Lemuria. El hombre no comenzó su caminar en la Tierra con el Australopithecus hace tres o cuatro millones de años atrás, tal como quiere hacernos creer la paleontología oficial, impregnada de las ideas de la ciencia materialista. En realidad el hombre no desciende del mono. Los primates no son los antecesores del hombre, sino los descendientes degenerados de la orgía planetaria producida luego de la separación de los sexos en la Edad Lemur.

Hemos de recordar aquí lo expuesto anteriormente en relación a las tentaciones “demoníacas” de nuestro tiempo, especialmente una cita de Prokofieff que hace alusión al doble ataque de Ahriman y Asur sobre la envoltura etérea y las fuerzas supra-sensoriales del cuerpo humano. Esta última intervención de las fuerzas retrógradas, vale la pena recordarlo a estas alturas, tiene por objeto impedir al hombre la contemplación de la realidad espiritual que hay tras los fenómenos materiales, imposible de percibir con los ojos físicos.

Dice Prokofieff a propósito de este descarrío de la percepción humana:

En consecuencia, el hombre no solamente está convencido de que proviene del animal, como sucedía bajo la influencia de los espíritus ahrimánicos, los inspiradores del materialismo “científico” del siglo XIX, sino que bajo el efecto de Asur, “tomará en serio esta concepción y vivirá según ella”. En otras palabras, “los hombres que tengan esta cosmovisión vivirán también como animales, (…) descenderán hasta los impulsos y pasiones puramente animales…”, etc.[1] Continuar leyendo “EL HOMBRE NO DESCIENDE DEL MONO”

Rudolf Steiner y la antigua sabiduría del Grial

Rudolf Steiner

Por Javier Orrego C.

Por los mismos años que Heisenberg daba a conocer el resultado de sus investigaciones, moría en Suiza Rudolf Steiner, el fundador del movimiento antroposófico. Steiner es el prototipo del hombre integral que inaugura una época. Muchos otros, junto a él, dieron forma a los distintos movimientos espirituales de fines del siglo XIX y principios del XX, que más tarde infundirían nuevos bríos a toda la cultura occidental (Blavatsky, Bessant, Gurdjieff, Ousspenski, etc.).

Sin embargo, en Steiner es posible distinguir un plus que lo pone muy por encima del resto. La concepción del mundo que emana de sus más de seis mil conferencias y sus más de setenta obras escritas da cuenta de la presencia de un tipo humano superior. La organicidad de su enseñanza, la profundidad de su saber, la vastedad de temas que abarca su visión –incluyendo todo el conocimiento científico de su época–, ilustran un mundo interno respecto del cual no puede uno dejar de pensar que a través de su figura se ha mostrado a la humanidad un camino por recorrer durante los próximos dos o tres milenios. No es difícil imaginar a los hombres cultos del siglo XL hablando de la obra steineriana tal como en la actualidad se habla, por ejemplo, del aristotelismo, reconociendo la profunda huella que el trabajo del gran filósofo griego dejó en el acontecer del pensamiento universal. En suma, el movimiento antroposófico fundado por Steiner representaría la piedra angular de un nuevo paradigma en la historia del pensar humano.

Mi libro El Evangelio de la Luz se adentra, de la mano de Steiner y de otros grandes pensadores y maestros, en el misterio de la historia cósmica del ser humano, de modo de poder contextualizar el advenimiento del Logos, del Verbo, en Palestina a comienzos de nuestra era y comprender la razón por la cual tuvo que descender al mundo un ser de la magnitud de la individualidad que hoy conocemos con el nombre de Cristo. No es posible comprender la vastedad e importancia del hecho de Cristo si no se sabe nada acerca de la historia espiritual de la Tierra. Continuar leyendo “Rudolf Steiner y la antigua sabiduría del Grial”

LA HISTORIA DE LA TIERRA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA CIENCIA ESPIRITUAL

Por Javier Orrego C.

Cronología del Big BangSíntesis basada en las enseñanzas tradicionales de Rudolf Steiner y otros grandes pensadores y maestros espirituales, así como en los datos científicos disponibles en nuestro tiempo. Fragmento del libro El Evangelio de la Luz.

Para tener una cabal comprensión de la formación de nuestro Universo, es necesario combinar la explicación espiritual del origen del mundo con la terminología científica en uso en el campo de la cosmología moderna. Este esfuerzo ha de proporcionarnos el fundamento para construir en nuestras mentes el modelo completo de este largo y complejo proceso cosmogónico, además de demostrar que la sabiduría genuina de todos los tiempos, el conocimiento arcano de nuestro mundo, hunde sus raíces en la observación objetiva de la realidad material. Lo que los adeptos hacen es enseñar a ver esta realidad como un trasunto de algo más. Tras los acontecimientos del mundo físico hay todo un orden de realidades espirituales subyacentes. Cuando la ciencia fenoménica y el conocimiento oculto se unen, el resultado es la ciencia espiritual que hace una síntesis entre espíritu y materia proporcionándonos una imagen completa de todo cuanto nos rodea.

De acuerdo a las últimas estimaciones, el Universo tiene una edad aproximada de 13.700 millones de años[1]. Como es de común conocimiento, el evento que se cree dio inicio a este proceso se denomina Big Bang o Gran Explosión. La teoría del Big Bang es un modelo científico que trata de explicar el origen de nuestro Universo y su desarrollo posterior a partir de una peculiar singularidad espaciotemporal, ciertamente inconcebible para una mente no entrenada en los meandros de las ciencias físicas duras. Ocurre que en el instante en que aconteció la gran explosión toda la materia y la energía del Universo conocido se encontraba concentrada en un punto de densidad infinita, aún más pequeño que el núcleo de un átomo. Después de este evento original ─que perfectamente puede ser llamado “momento de la Creación”─, el Universo comenzó a expandirse hasta llegar a su condición actual. En el presente, esta expansión continúa acelerándose más y más. Continuar leyendo “LA HISTORIA DE LA TIERRA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA CIENCIA ESPIRITUAL”

LA LETANÍA CONTRA EL MIEDO

Por Javier Orrego C.

Bene GesseritHay dos fuerzas primordiales en el universo: el Amor y el Odio. Estas dos fuerzas expresan dos principios cósmicos contrapuestos, el de la afirmación y de la negación, la simpatía y la enemistad, la armonía y la lucha, la guerra, la oposición. Todo el universo está construido siguiendo la pauta de esta tensión permanente entre una y otra fuerza arquetípica. En la vida humana ambas se expresan a diferentes niveles. El hombre ordinario vive su vida poseído por estas dos fuerzas, es impotente ante ellas. Por el contrario, el “hombre despierto” es dueño y señor de su destino. Se instala en medio de la lucha proveyéndose de estas fuerzas para la sublimación de sus capacidades y la coronación de su voluntad. Esto es, para la vida superior.

Todo cuanto el amor, en sus diversos grados, despierta en el hombre es confianza, seguridad, bienestar. Por el contrario, allí donde el hombre percibe odio, animadversión, antipatía, se encienden las alarmas que señalan el peligro. El miedo se instala en el alma humana cada vez que ésta percibe el palpitar del “odio”. Allí donde el “odio” actúa hay un riesgo para la integridad humana, pues éste es siempre destructivo, nocivo, tóxico. La respuesta natural al odio es el miedo, la turbación, la desconfianza.

Sirva lo anterior como una introducción para lo siguiente. Frank Herbert, el autor de esa admirable saga de ficción llamada Dune (Duna), ha concentrado en unas pocas líneas toda una teoría acerca del valor y del miedo y su natural secuela en la vida humana. Es la Letanía contra el Miedo del ritual Bene Gesserit (la Bene Gesserit en la novela de Herbert es una antigua escuela semi mística de adiestramiento mental y físico para mujeres establecida luego de la Gran Revolución que destruyó la tecnología de los ordenadores y la inteligencia artificial). Continuar leyendo “LA LETANÍA CONTRA EL MIEDO”

LA GUERRA POR EL CONTROL DEL MUNDO. LA CASTA DE LOS ELEGIDOS

Por Javier Orrego C.

El Control de las Corporaciones Superconectadas (estudio de la Escuela Politécnica Federal de Zurich).
El Control de las Corporaciones Superconectadas (estudio de la Escuela Politécnica Federal de Zurich).

El día 23 de enero de 2012, François Hollande, por entonces candidato a la presidencia de Francia, hacía una sorprendente declaración ante unos veinte mil seguidores reunidos en el Parc des Expositions de Bourget, en París: “Mi verdadero adversario no tiene nombre ni partido. No presentará nunca su candidatura, pero nos gobierna. Es el mundo de las finanzas…”.

Tres meses antes, en octubre de 2011, tres investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zurich (de sigla ETH por su nombre en alemán[1]), expertos en sistemas complejos, publicaron en la revista de difusión académica PlosOne.org un trabajo llamado La Red de Control Corporativo Global[2]. Los autores de este estudio, la economista italiana Stefania Vitali, su compatriota, el experto en diseño de sistemas, Stefano Battiston, y el suizo James B. Glattfelder, especialista en redes complejas, diseñaron un modelo matemático destinado a esclarecer la forma en que se entrelazan las grandes compañías transnacionales alrededor del globo. Continuar leyendo “LA GUERRA POR EL CONTROL DEL MUNDO. LA CASTA DE LOS ELEGIDOS”

¿QUIÉN SUEÑA A QUIÉN, DIOS A LOS HOMBRES O LOS HOMBRES A DIOS?

Por Javier Orrego C.

La Creación_Miguel Ángel¿Quién sueña a quién, se preguntan los sabios hoy en día: Dios a los hombres –como han pensado y creído desde la más remota antigüedad generaciones de seres humanos– o los hombres a Dios, como parece ser que creen tantos hombres de ciencia, filósofos y pensadores ilustres del presente? ¿Es la existencia de Dios una creación de la mente humana? Esta interrogante se extiende como una mancha de petróleo por ese vasto océano de incertidumbre en que vive el hombre del presente.

¿Existe Dios? ¿Es la sola idea de un Ser Supremo únicamente un ardid de la mente humana para procurar encontrarle un sentido a su propia existencia? ¿Representa la idea de Dios sólo el miedo del hombre a morir, a la cesación del ser que representa la muerte? ¿Qué hay detrás, entonces, del cimbreante misterio de la vida? ¿Y qué detrás de las estrellas, del espacio infinito, más allá del tiempo…? Continuar leyendo “¿QUIÉN SUEÑA A QUIÉN, DIOS A LOS HOMBRES O LOS HOMBRES A DIOS?”

Reflexiones al pasar: El cobre, Venus y la estrella de ocho puntas

metro

Por Javier Orrego C.

Escondidos como una bendición en las profundidades de sus altas montañas están los riquísimos yacimientos cupríferos de Chile. Chile es el principal productor y exportador de cobre del mundo, además de poseer las mayores reservas.

En alquimia el cobre ―el “metal rojo”― posee una íntima correspondencia con el planeta Venus, cuya naturaleza es entendida en lenguaje simbólico como femenina, receptiva, pasiva. Por otra parte, según afirma el famoso psiquiatra suizo Carl G. Jung, los metales, debido a su carácter subterráneo, representan la energía sexual y su sublimación.

El planeta Venus está íntimamente unido a la psiquis colectiva nacional. Es que la estrella de la bandera, nuestra Estrella Solitaria ―la estrella de Arauco, según O’Higgins―, representa también a ese planeta. Esta estrella es, por lo demás, la más brillante y bella de las luminarias del firmamento, y fue llamada alternativamente por los sabios de otros tiempos Hesperos o Phosphorus, según su identificación con el lucero de la tarde o el astro matutino. Continuar leyendo “Reflexiones al pasar: El cobre, Venus y la estrella de ocho puntas”

MISTERIOS ANTIGUOS Y MODERNOS

Por Javier Orrego C.

Grabado de FlammarionUna grieta en el suelo de la ciencia: el resquebrajamiento de los paradigmas

Para comprender cabalmente la misión del Cristo es necesario remontarse al origen de nuestro mundo, ya no sólo de la Tierra tal como la conocemos, sino de las encarnaciones anteriores de la Tierra. Esto que aparentemente sonará a los espíritus materialistas como un disparate no lo es tanto si se concibe que nuestro planeta, al igual que el hombre, ha debido pasar también por una evolución anterior. Es infantil creer que las cosas hayan llegado a ser como son producto del mero devenir mecánico de los acontecimientos cósmicos.

La diferencia fundamental entre la ciencia materialista moderna y la ciencia espiritual estriba en el reconocimiento o la negación de la presencia de un propósito superior detrás de los fenómenos naturales. La pregunta es: ¿es el Universo que conocemos resultado de una creación propiamente tal ─es decir, fruto de un acto volitivo de un ser superior─ o, lisa y llanamente, producto del desenvolvimiento mecánico de relaciones de causa y efecto entre un conjunto de fuerzas preexistentes que de algún modo todavía desconocido entraron en relación en el Universo material? Dicho de otro modo, ¿es posible percibir la existencia de una Inteligencia Cósmica detrás de los fenómenos inteligibles de la naturaleza? Obviamente, el modo de responder estas interrogantes determina la forma como nos enfrentamos con el misterio de la vida. Continuar leyendo “MISTERIOS ANTIGUOS Y MODERNOS”