EL PRESTE JUAN Y LA CONEXIÓN AFGANA DEL MISTERIO CRISTIANO

Por Javier Orrego C. (Fragmento de El Evangelio de la Luz)

Representación del Preste Juan como emperador de Etiopía en un mapa portugués que fue un regalo a la reina María de Inglaterra en 1588.Según la tradición, en 1165 tres importantes y poderosos regentes de la cristiandad, el Papa Alejandro III y los emperadores de Oriente y Occidente, Federico Barbarroja y Manuel Comeno, recibieron una carta de un enigmático soberano que se autoproclamaba “rey cristiano-nestoriano”, dándoles a conocer la existencia de un verdadero paraíso terrestre en el que, entre otros muchos tesoros, se encontraba la fuente de la eterna juventud y donde sus habitantes vivían en una felicidad perpetua. Luego, la leyenda le atribuyó a este rey, conocido como Preste Juan, la propiedad de una “piedra mágica” capaz de devolver la vista a los ciegos y hacer invisibles a los hombres. Esta “piedra”, obviamente, nos recuerda al Grial, cuyas historias comenzaron a circular por toda Europa aproximadamente por las mismas fechas, el cual para Wolfran von Eschembach ―autor del Parzival–, era una “piedra” caída del cielo (o más específicamente, de la frente de Lucifer, el “portador de la Luz”).

También se le atribuyó al Preste Juan el honor de ser el custodio del Arca de la Alianza, otro objeto sagrado (de hecho el más sagrado de toda la historia de Israel), aún más misterioso que el Grial. Recordemos que el Arca, que era para los judíos un símbolo de la Primera Alianza establecida por Dios con los hombres, ha estado perdida para la historia humana desde los tiempos de la caída del Segundo Templo en manos de los romanos en el curso de la segunda mitad del siglo I. El Grial, por contrapartida, es un símbolo ―netamente cristiano― que evoca la renovación de esa Alianza instaurada por medio del sacrificio del así llamado Hijo de Dios. Continuar leyendo “EL PRESTE JUAN Y LA CONEXIÓN AFGANA DEL MISTERIO CRISTIANO”